merakist-l5if0iQfV4c-unsplash

AUDITORÍA SEO

¿Tienes una web preciosa pero nadie la ve? ¿Quieres empezar a recibir visitas de forma natural (orgánica) pero no sabes cómo? En definitiva, ¿quieres que tus clientes encuentren tu página y vender más? 

Si la respuesta es sí, lo que necesitas es una buena auditoría y estrategia SEO.

Empecemos por el principio. ¿En qué consiste una auditoría SEO? ¿Qué es eso del SEO? Si el acrónimo te suena a chino no te preocupes. Es normal, mucha gente aún no sabe lo que es, lo que significa o en qué consiste. Sin embargo, esas tres letras pueden marcar la diferencia entre existir y no existir en Internet para tus clientes. Y si no, ¡que se lo digan a tu competencia!

SEO viene del inglés, Search Engine Optimization (optimización de posicionamiento en buscadores) y consiste un conjunto de técnicas empleadas para atraer tráfico orgánico (sin pagar) y conseguir que las páginas web aparezcan en las primeras posiciones de buscadores como Google, que en este caso es el más utilizado en España.

Ahora que ya sabes qué es el SEO. ¿No crees que merecería la pena hacer algo para conseguir que esa web tan estupenda que tienes sea más fácil de encontrar por tus clientes? Imagino que la respuesta es sí. Y es que si no te encuentran en Internet, no existes. Y tu empresa tiene mucho que ofrecer, así que sería una pena no estar ahí.

Si tu página no aparece en las primeras posiciones de Google no existe para tus clientes.

Y la siguiente pregunta que te harás será, ¿y cómo puedes ayudarme? ¿Qué puedes hacer para mejorar el posicionamiento de mi web? Lo primero, hacer una auditoría SEO a fondo para ver qué es exactamente lo que tu web necesita. Y, ¿en qué consiste una auditoría SEO?

Al realizar una auditoría SEO el principal objetivo es identificar y analizar elementos que pueden estar influyendo negativamente en el posicionamiento de una web, como las keywords (palabras clave), la arquitectura del sitio, el enlazado interno y externo, el rendimiento de la página… entre otros muchos. Una vez realizada la auditoría el siguiente paso es definir una estrategia para abordar y corregir los problemas que se hayan identificado.

¿Aún no tienes claro si necesitas una auditoría SEO para tu web? Haz lo siguiente, busca en Google el producto o servicio que vende tu marca. ¿En qué página aparece? ¿Está en la primera? ¡Genial! Estás haciendo un buen trabajo. ¿Aparece en la página 2, 3 o incluso más? Si es así, ¿a qué esperas para adelantar a tu competencia?